El Arma Secreta del David de Miguel Ángel

Posted by Punto&Fusa

Si miramos la escultura del David nos daremos cuenta de que no es perfectamente proporcionada. El torso es proporcionalmente mayor que la piernas y la mano derecha y la cabeza son más grandes de lo que debieran. Se ha hablado mucho de esta desproporción y los entendidos en arte no se ponen de acuerdo. La tesis más extendida es que, desde el lugar en que debía ser expuesta en primer lugar -uno de los contrafuertes de la catedral-, estas eran las proporciones para que ser viera correctamente.

 

Si observáis esta inmensa mano, veréis que esconde algo en ella. Se cree que ese objeto podría ser un arma. Es un fragmento cilíndrico y según los expertos en Miguel Angel,  Sergio Risaliti y Francesco Vossilla, podría ser parte de un FUSTÍBALO, también conocido como honda de fuste. Tendría lógica, ya que el fustíbalo unía un palo de madera a una honda, y lo normal es que los pastores utilizaran un cayado para ayudarse en sus labores.

El fustíbalo es un arma que utilizaba una parte de la infantería del ejército romano. Con él se conseguía enviar, mucho más lejos y con más fuerza que con la honda tradicional, las piedras utilizadas como proyectiles.

 

La Biblia dice que David tomó 5 piedras, su bastón y su honda para enfrentarse a Goliat. En la escultura vemos la honda que la mano izquierda sujeta sobre el hombro y una especie de correa que le cruza la espalda, como un arnés, hasta la mano derecha. Según Risalti, lo que tiene en esa mano es la empuñadura de un bastón que formaba parte de un fustíbalo.

 

Se cree que Miguel Ángel no se lo puso en la mano ya que iba a ser expuesto en un lugar que imposibilitaría la vista del bastón. Finalmente fue exhibido en la Plaza de la Signoria, pero tampoco interesó colocárselo en ese momento, pues el David se convirtió en un símbolo del poderío de la República de Florencia y nadie quería verlo con los atributos de un pastor.

Compartir este artículo