Vlad Tepes, el hombre que inspiró Drácula

Posted by Punto&Fusa

Edad Media. En el año 1431, entre los meses de noviembre y diciembre, nació Vlad Tepes. Vio la luz en la ciudad de Sighisora en Rumania.

Era uno de los tres hijos de Vlad Dracul. Vlad Tepes era Príncipe de Valaquia. Pero su infancia quedó marcada por la situación de la época. Pues, el Imperio Otomano ordenaba a los nobles y caudillos cristianos que les entregaran a alguno de sus hijos. Éstos eran llevados a Estambul en calidad de rehenes. Y allí se les enseñaba el arte de la guerra. De este modo se aseguraban educar a los niños en la causa otomana. Y a los padres les disuadían de sublevarse.

Así, a la edad de 13 años, Vlad y su hermano Radu, fueron entregados al Imperio Otomano. Se dice que el propio Sultán Murat II, fue el encargado de su educación.

Vlad Tepes el hombre que inspiró Drácula, fue conocido como “El Empalador”

Cuando regresó a casa descubrió que su padre y su hermano Mircea habían sido asesinados, por un antiguo aliado de su padre, Juan Hunyadi y por los boyardos, la aristocracia local. Apoyado por los otomanos, Vlad fue coronado rey de Valaquia. En la Pascua de 1459, Vlad que había jurado odio eterno a los asesinos de su padre y hermano. Organizó una cena de Pascua a la que invitó a los boyardos. Una vez terminada la cena, Tepes mandó empalar a los invitados más viejos. Los más jóvenes fueron obligados a construir edificios para Vlad.

El empalamiento se convirtió en uno de los métodos de tortura preferidos de Tepes y por eso, pasó a la historia como “El Empalador”. En 1459, dejó de pagar tributos a los otomanos y pronto se vieron las caras en el campo de batalla. En 1462 en una ofensiva del sultán Mehmet II, la ciudad de Valaquia fue tomada por los turcos. Teples fue encerrado en la Torre Real cerca de Buda. En 1474, Vlad fue liberado, derrocó a su hermano Radu que había subido al trono gracias a los otomanos. Y continuó la lucha, hasta que en 1476, fue asesinado y su cabeza fue llevada a Constantinopla como trofeo. Allí fue exhibida. En 1976 el gobierno de Nicolae Ceaucescu le nombró “Héroe de la Nación”, coincidiendo con el V centenario de su muerte.

Este personaje, llamado Drácula, por el apodo de su padre, cruel y sádico, pues se dice que además de las atrocidades que cometía bebía en una copa la sangre de sus víctimas. No se sabe dónde acaba la realidad y comienza la leyenda. Siguió vivo en la tradición oral de su país. Hasta que Armenius Vámbéry, le habló de él a Bram Stoker. Un escritor irlandés. Éste en 1897 publicó su novela “Drácula”. Y así, ha pasado a la historia como el vampiro más famoso de todos los tiempos.

Fuente: es.historia.com

Compartir este artículo